OZONO-VEHICULOS

SERIE 2000 ACERO INOXIDABLEOZONO VEHICULOS

Los generadores de ozono u ozonizadores portátiles RILIZE, se vienen utilizando, desde hace años, en la desinfección y desodorización eliminando malos olores de: automoviles, vehículos, autobuses, caravanas, furgonetas, yates, coches, carros, etc., aprovechándose de las cualidades únicas del ozono, como poderoso desinfectante. Los resultados son inmediatos y duraderos, no teniendo que necesitar líquidos ni productos químicos que solo enmascaran complicando el problema, con mezclas de olores más desdagradables.

Las máquinas de ozono portátiles, no necesitan ningún fungible o consumible. Tampoco necesitan mantenimiento alguno, con una vida útil, de 24000 horas, su rendimiento para estas aplicaciones es de muchos años. Además, su consumo energético, es mínimo 54 w/h. El ozono, no enmascara los malos olores y elimina las causas que los provocan, no dejando posteriormente ningún resto de olor ni mezcla de olores indeseados.

Los ozonizadores portátiles, fabricados por Rilize, son pioneros en este tipo de aplicaciones. Generan una gran cantidad de ozono, con alta concentración, reduciendo de manera importante los tiempos de aplicación, normalmente 15-20 minutos, variando estos mismos dependiendo de la problemática a resolver. Nuestra tecnología de producción del ozono permite utilizarlo durante horas continuadas para los casos más difíciles.

Tiene la gran ventaja demandada, por el sector automovilístico, que el ozono lo emite por una espiga o racor de 6 mm de diámetro, pudiendo colocar el tubo flexible para llegar a zonas concretas y complicadas. Como, por ejemplo, los conductos de aire acondicionado, bajos de asientos, tapicerías, alfombrillas y demás, optimizando la aplicación. También permite, si se desea, dejar la máquina de ozono fuera del habitáculo introduciendo la manguera desde el exterior.

El ozono son tres moléculas de oxigeno. No camufla los malos olores los elimina desinfectando. El ozono o trioxígeno, es un componente de la naturaleza, actúa entre 600 y 3000 veces más rápido que el cloro en su poder desinfectante, no dejando ningún tipo de efecto secundario, una vez realizado su acción se descompone en oxigeno. El ozono (o3) aplicado en un vehículo realiza inmediatamente cuatro acciones fundamentales y determinantes para su imprescindible utilización:

BACTERIAS (EFECTO BACTERICIDA).

VIRUS (EFECTO VIRULENCIA).

HONGOS (EFECTO FUNGICIDA).

ESPORAS (EFECTO ESPORICIDA).

logo-adobe-pdf CATALOGO GENERAL RILIZE PDF