LIMPIEZA OZONO

 

LIMPIEZA CON OZONO

Con el ozono nos encontramos ante una eficaz alternativa para obtener los mejores resultados en limpieza y desinfección.
Es imprescindible lograr unas concentraciones de ozono residual de 3-6 ppm ó más, que rompan la estructura química de dobles o triples enlaces que dan color a las manchas, nuestros generadores de ozono Rilize lo consiguen con concentraciones de ozono residual estable, en torno al 20 % en peso, 250 mg/l en volumen, 7 ppm en agua ± 5%, 100% libre totalmente de óxidos de nitrógeno NOx, no utilizamos alta tensión pudiendo trabajar en ambientes hasta del 85 % de humedad, no requiere tratamientos de aire complicados y costosos; secadores, compresores, bombas de recirculación, depósitos, concentradores de oxigeno, bombonas de oxígeno, etc. Nuestro objetivo es ahorrar energía manteniendo la generación de ozono permanentemente estable en el tiempo, con mínimo mantenimiento.

El ozono es un agente antimicrobiano (activo frente a bacterias, hongos, virus, protozoos y esporas de bacterias y hongos) altamente eficiente, que no deja residuos -y esto es importante-, no los deja, porque se descompone en oxígeno. La actividad antimicrobiana del ozono, se basa en su gran potencial de oxidación. El mecanismo de actuación del ozono en la limpieza produce la destrucción del microorganismo por lisis celular, así que no puede generar resistencia en los microorganismos. La muerte de los microorganismos se produce por la ruptura o desintegración de la cubierta celular y posterior pérdida de los constituyentes intracelulares. Otros desinfectantes, requieren la difusión del producto a través de la membrana celular, para ser efectivos y en muchos casos requieren altas dosis de aplicación porque los microorganismos desarrollan defensas contra los mismos. Cosa que no ocurre con el ozono,
A parte del amplio espectro antimicrobiano, tiene una gran eficacia biocida. El empleo del ozono puede ahorrar agua en comparación con otros biocidas ya que actúa más rápidamente. Además, al no dejar residuo, no es necesario realizar un último enjuague para eliminar el desinfectante residual que pudiera quedar en el medio tratado.
Otro de los grandes beneficios del uso del ozono, como alternativa para la limpieza y desinfección, es que permite al usuario crearlo in situ -Clean-In-Place (CIP)- y a demanda del mismo, sin necesidad de almacenamiento. Nuestros clientes, se satisfacen de la creación del ozono in situ porque no tienen que almacenar otros productos químicos que tienen el inconveniente de crear una incertidumbre basada en una posible catástrofe en perjuicio de la salud de sus trabajadores.
Además, facilita el cumplimiento, por parte de la empresa, de la legislación medioambiental aplicable.
Rilize, ofrece a sus clientes en todo el mundo una máxima calidad de sus equipos. Desde su fundación -hace más de treinta años-, Rilize asegura una óptima aplicación del ozono, allá dónde a gusto se aplique.

ÁREAS DE LIMPIEZA:

Industria alimentaria: muy recomendable en éste ámbito, ya que garantiza la salubridad de los productos que procesa, sin suponer una fuente de contaminación de los alimentos que allí se procesan.
Clínicas
Hospitales
Veterinarias
Vino
Cerveza
Lácteo
Centros caninos
Limpieza profesional de alfombras y tapicerias: Nuestros equipos convierten el agua del grifo en una solución de limpieza de gran alcance, que funciona como un excelente quitamanchas y reduce el tiempo de secado.
Azulejos para paredes en zonas de alto tráfico
Cerámica
Metal
Equipo pesado
Protege el hogar y los muebles
Residencias de tercera edad
Residencias de estudiantes
Salud
Educación
Es seguro para su uso en alimentos

LOS EXPERTOS GARANTIZAMOS:
Alto rendimiento
Ciclos de limpieza más cortos, ya que el uso de agentes químicos es mínimo y, por tanto, las etapas de aclarado son mínimas.
Optimización de los parámetros involucrados (tiempo, temperatura, efecto químico, efecto mecánico) de manera planificada y controlando los indicadores de higiene y medioambientales.
El no desarrollo de resistencias en los microorganismos
Significativos ahorros de agua y mejoras en la calidad del agua residual: Hasta 50 por ciento de ahorro de agua por ciclo de limpieza en comparación con los ciclos convencionales
Hasta 50 % por ciento de reducción en la carga orgánica en las aguas residuales, en términos de peso por ciclo de limpieza, en comparación con los ciclos tradicionales. Esto se debió al hecho de que el ozono es muy inestable y rápidamente se rompe hacia abajo en oxígeno. Esto significaba que los efluentes podrían ser tratados de la misma manera que las aguas residuales urbanas;
Reducción de la concentración de sales y, por tanto, la conductividad eléctrica del vertido.
Ahorro de energía, ya que suele emplearse a bajas temperaturas
El logro de mejores resultados ambientales que la práctica actual CIP tiempo que se mantiene, al menos, el mismo nivel de eficiencia en términos de limpieza y desinfección;
El uso reducido de los desinfectantes, en particular cloro, uno de los desinfectantes utilizados más comúnmente para el agua.
Potente pero seguro
Levanta años de residuos químicos acumulados, suciedad, grasa y mugre en cuestión de minutos
En definitiva, la utilización del ozono en la limpieza y desinfección diaria permite que sea más sencilla, más segura y más sostenible.

FORMAS DE APLICACIÓN.

En distintos apartados de nuestra página web, verá que nuestros equipos ofrecen las dos posibilidades de producción de ozono. Por un lado, el empleo del ozono gas como agente desinfectante ambiental y, por otro lado, el empleo del ozono disuelto en agua (agua ozonizada) como agente desinfectante de superficies. Para el presente apartado que aquí nos ocupa, abordaremos la integración del empleo del ozono disuelto en agua, incorporado a los sistemas de limpieza.
El ozono liquido es creado por la introducción de un átomo de oxígeno adicional a una molécula de oxígeno y las moléculas de agua. La disolución del tercer átomo de oxígeno también crea un agente de limpieza y desinfección de alta calidad. Es decir, los átomos de oxígeno rompen los dobles y triples enlaces de las manchas y la suciedad.
El primer paso es la conversión del oxígeno del aire en ozono y luego infundir éste en agua fría común del grifo; en segundo lugar, el ozono elimina rápidamente los gérmenes de los suelos y superficies, así como los contaminantes y, por último, el ozono pasa a ser seguro ya que se descompone y queda solamente agua y oxígeno.
Eficaz, sencillo y económico