GERIÁTRICOS, RESIDENCIAS TERCERA EDAD, HOSPITALES OZONO

Geriátricos, residencias de tercera edad, hospitales ozono

El ozono, aplicado a este sector, resulta ser una herramienta indispensable, ya que, como sabemos, aporta propiedades antisépticas, anti-víricas, bactericidas, fungicidas, desodoriza y elimina malos olores de cualquier tipo.

Para los pacientes y también para los familiares resulta mucho más agradable un lugar libre de olores y, por supuesto, limpio y desinfectado.

Antes de continuar, parece apropiado recordar que a partir de cierta edad, nuestro cuerpo es más sensible.

Hay que tener en cuenta que son varios los olores que se acumulan en estos ambientes: por un lado, las personas mayores desprenden un olor corporal más fuerte que en otras edades; por otro, cabe mencionar el desagradable olor transmitido por los medicamentos suministrados a los residentes del centro en cuestión. Otro factor que ocasiona un ambiente harto desagradable es la falta de oxígeno por la mezcla de más de una persona en el mismo ambiente. Con el ozono en aire se eliminan todos los malos olores y se procura un ambiente agradable oxigenado.

Otro elemento a tener en cuenta, es el de la presencia de ácaros -tan perjudicial para las personas alérgicas- y la buena noticia es que con la aplicación de ozono en el ambiente y también colchones, sofás y almohadas, éstos desaparecen. Ya no menciono el mobiliario consistente en cortinas y alfombras porque se pueden lavar empleando ozono. Pero en éste último caso,el ozono, sería aplicado en el agua y no en el aire. Es decir, también se puede usar para limpieza en lavandería -lo pueden ver en el apartado: “Lavanderías con ozono”.

Incorporar la tecnología más sofisticada a los procesos de limpieza hace a la empresa más y mejor.

Lo que se logra es una climatización eficaz en el ambiente socio sanitario. Asegurando y maximizando el confort de los residentes.

La normativa aquí aplicable es europea: Directiva 98/8/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de Febrero de 1998 relativa a la comercialización de biocidas. Lo que aquí interesa, es el anexo V TIPOS Y DESCRIPCIÓN DE LOS BIOCIDAS A QUE SE REFIERE LA LETRA a) DEL APARTADO 1 DEL ARTÍCULO 2 DE LA PRESENTE DIRECTIVA. En referencia a la normativa nacional, define, el Gobierno de España -Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad-, como:
“toda sustancia o mezcla, en la forma en que se suministra al usuario, que esté compuesto por, o genere, una o más sustancias activas, con la finalidad de destruir, contrarrestar o neutralizar cualquier organismo nocivo, o de impedir su acción o ejercer sobre él un efecto de control de otro tipo, por cualquier medio que no sea una mera acción física o mecánica toda sustancia o mezcla generada a partir de sustancias o mezclas distinta de las contempladas en el primer guión, destinada a ser utilizada con la intención de destruir, contrarrestar o neutralizar cualquier organismo nocivo, o de impedir su acción o ejercer sobre él un efecto de control de otro tipo, por cualquier medio que no sea una mera acción física o mecánica.”